La ingesta de jamón de bellota 100% ibérico, reduce en aproximadamente un 15% el riesgo de padecer un evento cardiovascular en los próximos años. Además, también se ha corroborado que su consumo aumenta sustancialmente la concentración plasmática del colesterol bueno.

Estos niveles elevados de colesterol HDL tienen efectos protectores ya que evitan la formación de placas de ateroma, responsables de la arterioesclerosis; afección en la cual se acumula dentro de las arterias una sustancia pegajosa (placa) compuesta de grasa, colesterol, calcio y otras sustancias que se encuentran en la sangre. Con el tiempo, esta placa se endurece y angosta las arterias. Eso limita el flujo de sangre rica en oxígeno.

Se ha comprobado que el consumo del jamón de bellota 100% ibérico no incrementa el riesgo cardiovascular y que, incluso, tiene efectos beneficiosos sobre diferentes lípidos y ácido úrico. Además, reduce significativamente las concentraciones plasmáticas de triglicéridos y del colesterol LDL, conocido popularmente como colesterol malo, y que es una de las principales causas de las enfermedades cardiovasculares.

El estudio se ha llevado a cabo con más de 100 personas sanas de entre 25 y 35 años de edad. Incluyeron en su dieta diaria 40 gramos de jamón de bellota puro 100% ibérico. Comentar que no todo el jamón ibérico es igual, cada tipología tiene características distintas, en este caso se ha realizado con el que corresponde al precinto o brida negra, el de bellota 100% Ibérico.

Hasta ahora solo había dos formas de aumentar el colesterol bueno, hacer ejercicio o dejar de fumar, pero ahora contamos con una nueva que además, resulta de lo más placentera

Si te ha gustado puedes compartir esta noticia sobre jamón ibérico de bellota en cualquiera de las redes sociales que aparecen abajo. ¡Gracias por leernos!